martes, 23 de noviembre de 2021

Camila saldrá esta noche, de Inés Barrionuevo, narra las vicisitudes de una joven que tiene que adaptarse a su nuevo colegio.

Por Hernán Cortés

Las dudas, inquietudes e impulsos de esa etapa fermental que es la adolescencia son temas habituales en el cine de Inés Barrionuevo, pero es en ésta, su cuarta película, donde la directora cordobesa los aborda en un aquí y ahora contundente. Se trata de Camila saldrá esta noche, que integra la Competencia Latinoamericana del Festival de Mar del Plata.   

"¿Qué, sos feminista?", le pregunta a Camila, con tono inquisidor, una de sus nuevas compañeras de colegio al ver que de su mochila asoma un pañuelo verde. Ella (Nina Dziembrowski) es una chica de 17 años con fuertes convicciones sociales, que "cae" a una escuela de férrea orientación religiosa y desalentadora de cualquier militancia para cursar quinto año, luego de una mudanza forzada de La Plata a Buenos Aires con su madre y su hermana menor. Su abuela ("una vieja gorila", la describe) está internada, con pocas posibilidades de vida, y la familia se instala en su departamento porteño. 

Tras sortear algunas hostilidades iniciales, Camila comienza a pisar firme en el nuevo establecimiento: se alía con un par de compañeros afines, intima con alguno, desafía a otros más conservadores, a la par de interesarse también -justamente- por aquella chica que la cuestionó en su momento. Muchos cambios en muy poco tiempo, como suele suceder a esa edad. En un contexto que incluye trap, perreos, Tinder y marchas pro aborto (signos de estos tiempos), Camila se debate entre la la sed de nuevas experiencias y las incertidumbres que acarrean esos descubrimientos (además de los choques con su madre que, no hay que olvidar, está atravesando un duelo).

Acompañando con ductilidad este comming of age de su protagonista (una Dziembrowski muy creíble) y sin caer en bajadas de líneas, Barrionuevo logra una propuesta poco frecuente en el cine argentino actual, que sintoniza con la época y retrata a buena parte de los movilizados adolescentes de hoy. Una película necesaria.

0 comentarios :

Publicar un comentario