viernes, 6 de septiembre de 2019

La 19° edición de la muestra germana tendrá lugar del 12 al 18 de septiembre en los complejos Village de Recoleta y Caballito. Serán en total 15 films, repartidos entre novedades y restauraciones, además de una sección de cortometrajes.

Por Hernán Cortés

 

A las puertas de sus dos décadas de vida (las cumplirá el año que viene), el Festival de Cine Alemán, organizado por la productora German Films y a esta altura un clásico de la agenda cinéfila porteña del segundo semestre, celebrará su decimonovena edición del 12 al 18 de septiembre en los complejos Village de Recoleta y Caballito. Como siempre, habrá un recorrido por lo más destacado de la producción germana reciente, entre largos y cortometrajes, además de un viaje al pasado a través de “La película muda”, un film restaurado para la ocasión por el Goethe Institut.


La película de apertura será Trautmann, de Marcus Rosenmüller, que narra la increíble vida de Bert Trautmann, un ex arquero alemán que fue paracaidista durante la Segunda Guerra Mundial pero que, al ser capturado por los ingleses, se estableció en la ciudad de Lancashire y comenzó a destacarse atajando allí. También se enamoró de una inglesa, enfrentando a todos los prejuicios de la época. Otra biopic que ofrece el festival es Gundermann, de Andreas Dresen, basada en el músico folk de culto Gerhard Gundermann, una especie de “working class hero” (trabajaba manejando una excavadora en una mina) que es coptado por los servicios de inteligencia de Alemania Occidental durante la Guerra Fría. Desde fines de los 70 a mediados de los 80, Gundermann brindó información de su entorno en la RDA y cargó con ese peso de la traición hasta los 43 años, edad en la que murió. Una curiosidad: en un pasaje del film suena “Solo le pido a Dios”, de León Gieco.

Pero no todo es revisión histórica en el festival, y para demostrarlo está En mi habitación, de Ulrich Köhler (quien en 2011 ganó el Oso de Plata en la Berlinale), un relato sobre la soledad protagonizado por un apático camarógrafo que coquetea con la ciencia ficción. También podrá verse Este niño necesita aire fresco, de Caroline Link, que fue la película de 2018 más vista en Alemania. El film sigue la trayectoria de Hape Kerkeling, uno de los más populares comediantes de la República Federal durante los 80, pero que tras sus risas se ocultaba una niñez marcada por el drama. En tanto, Nunca apartes la mirada, de Florian Hencklel von Donnersmarck y representante alemana en los Oscar de este año, también hace foco en una historia real: la de un conocido médico que, tras indignarse con el romance de su hija con un estudiante de arte, guarda el secreto de un crimen cometido mucho tiempo antes.

Completan la programación, entre otros largos y la sección de cortos “Next generation short tiger, la película para toda la familia Jim Botón, de Dennos Gansel, basada en la homónima novela juvenil de Michael Ende, que fue un éxito durante los 60, y Espíritu Bauhaus – 100 años, de Niels Bolbrinker, documental sobre la corriente que cambió el arte para siempre en su país. Por su parte, la película muda de este año será La muñeca, el clásico de 1919 de Ernst Lubitsch, que tendrá un acompañamiento musical a cargo de Rocío Iturralde Sadoly y Marcelo Katz.



Más información y programación completa:
www.cinealeman.com.ar


         
Siguiente
Este es el artículo más reciente.
Anterior
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario