miércoles, 4 de marzo de 2020

Los miserables (Francia/2019). Dirección: Ladj Ly. Elenco: Damien Bonnard, Alexis Manenti, Djibril Zonga, Jeanne Balibar, Steve Tientcheu, Issa Perica, Al-Hassan Ly, Almamy Kanout. Guión: Ladj Ly, Giordano Gederlini, Alexis Manenti. Fotografía: Julien Poupard. Edición: Guillaume Guerry. Sonido: Arnaud Lavaleix. Distribuidora: Diamond. Duración: 105 minutos. Salas:

Por Hernán Cortés

En 2005, la periferia de París estalló. Diversos enfrentamientos entre sectores postergados de la capital francesa y la policía -que tuvieron como saldo la muerte de dos musulmanes y cientos de vehículos incendiados- ocuparon buena parte las noticias internacionales. La paz fue transitoria pero las tensiones aún hoy persisten. Los miserables -una explicita alusión a la clásica obra de Victor Hugo, que aunque no esté totalmente inspirada en ella puede aplicar el calificativo a cualquiera de sus personajes- explora de manera descarnada los conflictos del París que no figura en los atractivos turísticos.


 
Stéphane (Damien Bonnard) es un recién llegado a la policía de Montfermeil, un suburbio que cuenta con sus propias reglas: en el complejo de monoblocks que lo circunda hay narcotráfico, comercio ilegal y prostitución, actividades que cuentan con la consabida connivencia policial. El carácter sosegado de Stéphane contrasta con el de sus dos nuevos compañeros, sobre todo con el de Chris (Alexis Manenti), su jefe, un tipo violento y abusivo.

El primer tramo de la película de Ladj Ly -que conoce de primera mano la cotidianeidad del barrio por haber vivido allí- se reparte en dos puntos de vista: por un lado, la rutina diaria de patrullar y amedrentar a los referentes vecinales para que las cosas no se salgan de cauce, y por otro, la vida siempre al borde de esa población integrada por inmigrantes, musulmanes y un enjambre de niños y adolescentes a la buena de Dios. El robo de un animal de circo será el detonante para una escalada de violencia que tendrá consecuencias fatales.

Ganadora del Premio del Jurado en el último Festival de Cannes, Los miserables -que en principio fue un cortometraje- funciona eficazmente como film de observación social, expositor de la vulnerabilidad que sufren estas minorías, aunque se torna un tanto excesivo como thriller policial, con algunas situaciones de crueldad gratuita que lo acercan a cierto cine brasileño circa Tropa de elite. De todas maneras, no deja de ser un crudo retrato de un París que, para muchos, no es una fiesta.

 
          
Siguiente
Este es el artículo más reciente.
Anterior
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario